Helpdesk
Inicio  /  Nuestras Soluciones Equipos Especiales Sísmica de Refracción
Sísmica de Refracción / Reflexión

Sísmica de Refracción / Reflexión 
y Técnicas CROSS-HOLE / DOWN-HOLE. etc.


El método sísmico de prospección del subsuelo se basa en la medida de los tiempos de llagada de las ondas tipo P y S generadas en el terreno por una fuente de energía mecánica adecuada (martillo manual, generador de impactos, etc.), que se transmiten desde un punto determinado, hasta otro distante en el que se instalan los sensores correspondientes (geófonos) conectados al sismógrafo registrador.
Debido a que la velocidad de propagación de las ondas sísmicas en el terreno es distinta para cada tipo de material, la técnica de Prospección por Refracción permite determinar la profundidad e inclinación de las distintas capas que se superponen.




Asimismo, los Sismógrafos de Ingeniería, así denominados los sismógrafos utilizados para estas técnicas, permiten realizar la medida de la velocidad de propagación de las ondas en el terreno, de cuyo valor se pueden deducir una serie de características tales como el módulo de elasticidad de la formación, la escarificabilidad (en inglés ripability) de las rocas, el grado de compactación o asentamiento de los terrenos, así como otras varias propiedades de interés para la Ingeniería Civil.

Mediante las técnicas de Reflexión es posible también determinar las características del subsuelo, midiendo los tiempos de retorno de las ondas generadas en superficie y reflejadas por las discontinuidades del terreno.



Otras técnicas sísmicas son las de cross-hole, down-hole, up-hole, etc., en las que la fuente de energía mecánica se encuentra en el interior de un sondeo y los geófonos receptores en el interior de otro sondeo paralelo al primero (cross-hole), separados ambos por una distancia adecuada. Si la fuente se encuentra en superficie y los geófonos en el interior de un sondeo, la técnica se denomina down-hole, existiendo otras diversas combinaciones posibles para el posicionamiento relativo de la fuente y los sensores sísmicos. Por último, si la fuente se encuentra dentro del sondeo y los geófonos en superficie, la técnica se denomina up-hole.

Aplicaciones principales

Estudios geotécnicos.
Investigación geológica.
Estudios de escarificabilidad de las rocas.
Medida de la velocidad de propagación.
Canteras y Explotaciones mineras para áridos, etc.
Ingeniería Civil.